En todas partes


He decidido pasar hoy por esta casa bloguera y dar un repasillo para quitar el polvo, tras reformarla un poco para el próximo curso. Disfrutando el acondicionamiento de esta página, y siendo consciente de que la blogosfera en esta época está bastante desierta dejo una mini reflexión que estos días me hago. Una buena ocasión para avivar el contacto con aquellos que soléis estar activos en la red en este tiempo.

Para algunos llega el momento de ir preparando esos días de vacaciones, que nos sacan de la rutina en la que nos sumergimos durante el año. Otros están gozando ya de ellas. Soñamos con descansar, dedicar más tiempo a los nuestros, gozar con buenas tertulias, descargar tensiones y sacar lo mejor de nosotros. Y mientras pienso en ello, me pregunto a menudo si Dios está en nuestra rutina, si hemos contado con él, si sabemos verlo en ese descanso playero, en la subida a la montaña, en el mar de nuestro crucero ,cuando el sol y la brisa nos acaricia, en la gente que nos encontramos… ¿Hemos hecho nuestra maleta con él?.

Que poquito se oye entre los cristianos, manifestar el deseo ardiente de aprovechar las vacaciones para dedicar más tiempo al Señor. Yo mismo caigo en la cuenta, de que muchas veces me quedo buscando huecos donde poder encajar mi encuentro con él. A menudo tengo la impresión de que el Señor es quien ha pedido cita para estar conmigo. Resulta fácil olvidarse de que los necesitados somos nosotros. Buena ocasión ofrecen las vacaciones para dejarse curar, para saciar la sed, para ilusionarse de nuevo .

Que todos sepamos poner cada día a Dios en el lugar que le corresponde. Amarás a Dios sobre todas las cosas. Benedicto XVI nos dejó una gran reflexión para este tiempo:

"Todo buen cristiano sabe que las vacaciones son un tiempo oportuno para distender el físico y también para nutrir el espíritu a través de amplios espacios de oración y de meditación, para crecer en el encuentro personal con Cristo y conformarse cada vez más con sus enseñanzas.

El tiempo de las vacaciones es un momento idóneo para "dar el primer lugar a lo que efectivamente es lo más importante en la vida", escuchar la palabra de Dios.

A todos os deseo :
Descanso..., merecido.
Reflexión..., necesaria.
AMISTAD.... ETERNA.

5 comentarios:

  1. Reflexionar con Benedicto es intenso y facil, contigo pasa lo mismo.
    No estoy de descanso, sino con hijos y nietos, pero todos ayudan? Y estoy con Dios

    Que seais felices.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues está rodeada de la mejor compañía: Disfruta de ese regalo. Un abrazo muy fuerte querida Militos.

      Eliminar
  2. Me uno a tu petición.Saludos

    ResponderEliminar
  3. Feliz verano!!! Gracias, por quitar el polvo y dejarnos tu reflexión.
    Jesús está con la mano tendida, dispuesto a agarrarnos y a sacarnos fuera del barro. Debemos ser honestos con nosotros mismos, no lamernos las heridas. Cuanto más nos reconocemos como necesitados, más pronto nos vemos invadidos por su abrazo de gracia. Jesús nos espera, nos precede, nos tiende la mano, tiene paciencia con nosotros. Dios es fiel.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas, gracias, Dios sea con usted.

    ResponderEliminar