Noticias


Leía hace unos días una noticia que me llamó profundamente la atención. La busqué en otros medios de información pensando que solo sería el resultado de un periodista poco inspirado, o instalado en su mesa de trabajo, presentando noticias que no supusieran un estrujamiento del cerebro para concienciar a sus lectores; pero la realidad me dejó perplejo. Encontré la misma primicia en varios diarios del país. Os confieso que me entristeció. No por el suceso que plasmaban, sino por la relevancia que se le otorgaba, ocupando una página entera, ante un mundo lleno de acontecimientos, que reclaman urgente la atención de toda la humanidad. Un mundo insolidario, que se topa a diario con el dolor, sufrimiento, miedos, injusticias. Un mundo necesitado de soluciones.


¿Cuál era la noticia que me ha hecho escribir el post? Una de interés mundial, una que nos mantiene en vilo. Os dejo el titular: “El perro de Messi sigue creciendo”. Todos mis respetos a ese hermoso perro, toda mi alegría porque crezca sano y con cariño en un hogar. Pero también toda mi tristeza al comprobar, los intereses que esta sociedad está creando para plasmar en la prensa diaria. Podría entenderlo en otro tipo de publicaciones referente a los animales, pero que Google se llene de resultados en su primera página al buscar la noticia, se me revuelve todo.

Me cuesta aceptar, la pobreza de valores que lleva tiempo instalándose de forma alarmante en los periodistas. Todo vale, con tal de llenar la página asignada, todo está al mismo nivel. Da lo mismo el asesinato de una persona, que el precio de las sandías. Se pasa de la corrupción política, y la crisis actual, al hotel de lujo construido para perros. Del abuso de menores a las estadísticas de si somos buenos amantes los españoles. Del mosquito Zika, a los 7500 años, que el hombre ha comenzado a tolerar la lactosa. ¿Cómo puede hacerse toda esta descripción de crónicas como el que está enunciando la lista de la compra?

Cada año hay más conflictos, más víctimas y más personas desplazadas. ¿Tan pronto se olvidan los dramas, que nos presentan, o es que el informe importante, no ha estado presente? Estoy convencido de que el mundo periodístico en general, ha perdido la noción de la justicia, del dolor, del sufrimiento. Ya no se premia una buena información, si no la empatía del periodista con el público. Como en todas las profesiones, no puedo generalizar y tengo que alabar el trabajo de muchos de ellos que quedan detrás de un alias, o los que no se dejan arrastrar por esta corriente de fama barata recibiendo numerosas críticas por ello.

Preguntad a cualquiera de los que os rodean que os mencionen alguno de los conflictos que en la actualidad podemos encontrar, en este mundo llamado Tierra, su respuesta no alcanzará más allá de los dedos de una mano para la inmensa mayoría. Tal vez les suene los enfrentamientos de Somalia, Libia, Irak, Yemen, Sudan del Sur, los de la Cuenca de Lago Chad, Afganistán, lo que pasa en Corea del Norte, o Namibia, Mali, o tal vez conozcan el relato de aquellas hermanas clarisas de Angola que tuvieron que esconderse en el horno para que nos las mataran, o la sequía de Etiopía, o la matanza de cristianos, o  los 795 millones de personas en el mundo que no tienen suficientes alimentos para llevar una vida saludable y activa. A lo mejor conocen las 6.000 víctimas que cada año se lleva la trata de blancas en Nepal, o los 16.000 niños desaparecidos en Colombia en los últimos cinco años, por citar algunos.

Ojalá el interés periodístico retome su virtud: la de informar para denunciar las injusticias, para valorar las heroicidades, para mostrar las necesidades de la humanidad y hacernos más solidarios con ellas. Claro está, el perro de Messi hace que el  mundo nos parezca más hermoso. Con esta información podemos vivir el día con más seguridad y tranquilidad.

Hoy en día, cada vez se piensa menos. Creo que podría hablarse de una globalización del pensamiento, si tenemos en cuenta cómo influyen los medios a la hora de formar opinión. Y estos medios son cada vez mayores y más rápidos. Nos lo da todo hecho, nos dicen lo que tenemos que pensar, lo que es bello, incluso lo que es bueno. Existe una tendencia generalizada en los informativos por convertirlos en magazines, en pasar por alto de las noticias graves y dramáticas y centrarse en cualquier número de la cabra que ocupe un momento lúdico y divertido.

Por desgracia el periodismo libre es escaso. Casi todos los periodistas trabajan para los grandes grupos de comunicación, y hacen lo que se les manda. O eso, o a la calle. No quiero seguir con los datos, solo pretendía animar a periodistas aburridos que encuentran noticias tan interesantes para el progreso de la humanidad como ver crecer al perro de Messi.


9 comentarios:

  1. Pues yo debo ser muy rarita que me estoy riendo con la noticia ����
    Con todos los horrores que leemos en la prensa,vemos en los informativos y escuchamos en las emisoras,una de cal no esta mal hombre.
    Un cariñoso saludo ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay periodistas que arriesgan cada día su vida y otros han pagado con ella su interés en mostrarnos realidades que nos serían ocultadas de otra forma. Por supuesto que las noticias nos muestran los horrores que en muchos lugares ocurren y que a menudo ya no somos capaces de asimilar. Tampoco veo yo que las buenas noticias, los miles de actos heroicos que existen cada día en pro de la humanidad ocupen portadas en los informativos. Esas tampoco nos mueven ya. Mientras haya niños sin sonrisa, es que todavía no se ha hecho lo necesario, que esta sociedad algo está haciendo mal. Otro cariñoso saludo para ti.

      Eliminar
    2. Vale pues nos rasgamos las vestiduras por una gilipollez como otra de tantas.
      Que conste,que tu post me encanta ��

      Eliminar
  2. En verdad que es una gran tristeza, cuando el mundo esta necesitando de ser humanos, que hablen de algo distintos , Los hombres construimos demasiados muros y no suficientes puentes. Gracias, un gran saludo.

    ResponderEliminar
  3. Ay Angelo, yo ya no leo periodicos y los telediarios me aburren. Hay excepciones, pero estamos viviendo en un mundo extraño para las personas normales.
    Es inconcevible tanta idiotez ¿como se puede pagar por semejante noticia?
    Gracias, amigo, por avivar nuestras conciencias
    Mañana nos vamos a San Juan, pero hace tiempo que queria escribirte, a ver si alli tengo un ratito.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  4. El mundo de los medios de información es una gran tristeza: demostra la derrota de la razón y la pobreza espiritual y moral que nos rodea.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Me resulta incomprensible que haya periodistas que den este tipo de noticias que no nos importa a nadie porque sinceramente será un perro estupendo pero ¿a quien le interesa cómo crece? Hay cosas demasiado serias que sí deberían de ser noticia de portada y que no las publican.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  6. Que frivolidad las cosas que se comentan tantas veces en los medios de comunicación! Dice mucho, muchísimo la falta de valores y de principios de esta falsa sociedad del bienestar (me río yo de ese apelativo) que navega sin rumbo fijo, sin metas, sin alegría, sin equilibrio, sin respeto... Hoy vengo muy triste de mi trabajo y todo es un reflejo que lo que acabó de comentar.

    Decía Chesterton: "Cualquier cosa muerta puede ir con la corriente, pero solamente algo que está vivo, puede nadar contra la corriente".

    Vamos a dejar de taparnos los ojos y los oídos para no ver, ni escuchar aquello que nos hace daño. Es más divertido leer esa chorrada, que la verdadera y, en ocasiones, espeluznante realidad, pero yo no quiero ser participe de ese periodismo barato.

    Gracias Ángel por denunciar una vez más lo que debe avergonzarnos.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Siempre te sigo, y siempre de acuerdo. Que Dios nos bendiga

    ResponderEliminar