Lecturas interesantes


Marzo 2017




¿Por qué no me quita Dios este sufrimiento? Hay quien dice que Dios permite el dolor. Otros dicen que es un castigo. Incluso algunos defienden que es un regalo de Dios.

¿Cuánto hay de cierto en esto? ¿Cómo reaccionar ante el dolor? ¿Por qué me pasa eso a mí, y no a otro? Contemplamos cada cierto tiempo desastres naturales, males físicos y morales que dejan al hombre abatido y desconcertado. ¿No podía Dios haberlos evitado? ¿No podía haber construido un mundo mejor? ¿Qué explicación ofrece la fe católica?


Jorge Ordeig (Valencia, 1952) es ingeniero de telecomunicaciones (UPM, Madrid), doctor en filosofía y sacerdote. Ha trabajado en diversas instituciones educativas y actualmente es párroco de la iglesia de San Ildefonso, en Granada.

Febrero 2017




“Mejor educados” de Gregorio Luri pretende dar otra vuelta de tuerca al tema de la educación de los hijos. Frente a la avalancha de recetas modernas para educar hijos “más despiertos, sensibles, cariñosos, creativos y no sé cuántas cosas más” que respondan con éxito garantizado a las exigencias de la compleja realidad moderna, Luri ofrece un libro sobre “el arte de educar con sentido común”, tal y como reza el subtítulo, lo cual nos da ya un indicio claro de la orientación que tiene. Para él las tres condiciones básicas que garantizan el éxito de la educación son “la tranquilidad, la sensatez y el amor familiar”. De las tres, afirma que la más importante hoy en día es la última: los mejores padres, dice, son “los que gestionan, con más amor que recursos técnicos, las alegrías, penas y problemas inherentes a la vida familiar” y el buen hijo es el “que sabe corresponder al amor recibido”.
Distribuidos en cinco capítulos –“La disciplina”, “La escuela”, “Paternidad y pantallas”, “El rol de los padres” y “Dar valor a los valores”- el autor articula pequeños consejos de sabiduría práctica dirigidos a “familias normales”. Cada orientación ocupa una página y media y va encabezada con una breve frase que es como un guiño entre irónico y amable que provoca al lector para que avance en la lectura. A menudo utiliza fórmulas paradójicas para poner en evidencia las contradicciones de una educación supuestamente “moderna”: “Tenéis derecho a ser ligeramente parciales…”; “Desconfiad del profesor que quiere hacer feliz a vuestro hijo”; “Ponerles la etiqueta de genios no les ayuda mucho”; “Educación diferenciada no es un exabrupto”, etc.
Luri propone recuperar los valores pedagógicos tradicionales que han quedado diluidos en las prácticas actuales de la educación: la disciplina, la autoridad de padres y maestros, el dominio de sí, la responsabilidad ante los propios actos que merece el premio o el castigo, frente a los tópicos progres de lo que llama “buenrollismo” o “coleguismo” entre padres e hijos, donde priman los valores contrarios.

Sin intención académica, con buen humor, desenfado y bastante ironía cuenta anécdotas, aporta datos y construye reflexiones frescas y oxigenantes, cuestionables en algún caso pero siempre planteadas con optimismo.

Septiembre 2016




Walter Ciszek, jesuita norteamericano, entró en Rusia junto con 25 personas en el vagón 89725, procedente de la ciudad polaca de Albertyn que había sido tomada por el Ejército Rojo. Su objetivo, difundir la palabra de Dios en Rusia. Pero al poco tiempo de establecerse en la ciudad maderera de Teplaya Gora fue descubierto y detenido por la policía secreta. Acusado de espionaje fue trasladado a la temida prisión moscovita de Lubianka, donde permaneció durante los años de la Segunda Guerra Mundial para ser condenado posteriormente a 15 años de trabajos forzados en un Gulag de Siberia. Finalmente en 1963, fue intercambiado por dos espías rusos y pudo volver a estados Unidos.


En el libro, él mismo nos desvela la razón de su supervivencia - en total abandono a la voluntad de Dios - y da testimonio de su vida de oración, gracias a la cual venció la soledad, el dolor, el miedo y la desesperación, y aprendió a convertir unas circunstancias y un trabajo inhumanos en un valor positivo que le acercaba a Dios. En 1990 se abrió su proceso de Beatificación, siendo actualmente Siervo de Dios.

Agosto 2016




Manual de orientación educativa dirigido al ámbito familiar. Parte de sus sugerencias se dirigen a estudiantes que deseen obtener mejores calificaciones en los exámenes y parte a los padres que quieran proporcionar a sus hijos el entorno adecuado para un optimo rendimiento escolar. 


La exposición se inicia con un capítulo centrado en lo que significan las notas, en relación con la realidad del aprendizaje y los motivos de fondo que subyacen en los repetidos suspensos. El segundo y el tercero, también dirigidos sobre todo a padres, tratan de la sobreprotección y la baja autoestima como causas del fracaso escolar y qué actitudes adoptarse para superarlo. Los tres restantes, de carácter más práctico se centran en técnicas de estudio, elaboración de fichas, redacción de exámenes, etc. El autor, experto en motivación de niños y adolescentes, insiste a lo largo de la obra en la idea, expresada de forma humorística en el título, de que son los estudiantes quienes deben esforzarse para aprobar cada curso. Los padres deben mantenerse en una postura de vigilancia y ayuda pero siempre en un segundo plano en lo que a responsabilidad directa se refiere. La obra, basada en largos años de experiencia profesional del autor, está concebida con criterios bien enfocados que quedan tratados de acuerdo con una estructura formal oportunamente sistematizada. La amenidad del estilo, de tono coloquial y vocabulario sencillo y la utilidad del contenido, tanto para adultos como para niños y adolescentes, hacen de este libro una ayuda eficaz para el público al que se dirige.

Junio 2016



En 1930, en la región de Karoo en Sudáfrica, nace en Cradock House Ada Mabuse, hija natural de la mujer negra que trabaja en la casa como sirvienta para la familia Harrington de origen irlandés y de raza blanca. A pesar de las diferencias raciales y el inconveniente de tener una madre soltera a su servicio, la señora Harrington acoge a ambas como parte de la familia haciendo todo lo posible por dar una educación a Ada y potenciando sus dotes naturales para la música. No todos en la familia Harrington se comportarán de igual modo, así mientras la señora y el señorito Phil muestran un amor incondicional hacia Ada y su madre, la señorita Rosemary y el señor Edward no ocultan su desprecio hacia ellas. Con todo, la inestable armonía que reina en la familia se verá truncada cuando, la Segunda Guerra Mundial, el apartheid y los pecados personales de alguno de los protagonistas, entran en escena.

Con una visión realista y a la vez serena y sencilla ante los acontecimientos ocurridos en Sudáfrica durante el siglo XX y que apelaron a las conciencias occidentales para solucionar lo que supuso la vergüenza del apartheid durante tantos años, Bárbara Mutch ha logrado una novela realmente conmovedora, evitando dramatismos gratuitos y siempre con una puerta abierta a la esperanza. Con un lenguaje fluido y razonamientos simples pero inteligentes, la autora consigue unos personajes muy bien definidos con reacciones contrarias ante circunstancias similares: generosidad y egoísmo, amistad y traición, conflicto y paz, plasmando un abanico de matices dando lugar a un sinfín de posibilidades. Una novela que es un canto a la esperanza, a la reconciliación con uno mismo, con los demás y con Dios, y todo al hilo de la maravillosa música arrancada por Ada a las teclas de un piano.

Mayo 2016


Este libro de memorias, prologado por Nuria Chinchilla, narra la vida de Maruja Moragas, profesora del IESE y madre de familia quien relata su experiencia personal. Es la historia autobiográfica de una mujer valiosa y de gran prestigio profesional, buscadora de la verdad y con deseos de aprender. A lo largo de estas páginas, con amenidad y estilo ágil, se muestra su entereza ante la adversidad y su valiente modo de afrontar la enfermedad.

Abril 2016

El niño en la cima de la montaña es una novela de formación protagonizada por un niño nacido en París, hijo de una joven francesa y un soldado alemán, afectado de graves perturbaciones psíquicas tras haber combatido en la Iª Guerra Mundial. Debido a su descontrolada violencia, el matrimonio se separa, el marido regresa a Alemania, fallece en accidente y la madre cuida del pequeño hasta que muere de tuberculosis. Huérfano con siete años, el niño es acogido en el orfanato que mantienen a sus expensas dos hermanas judías hasta que localizan a su única tía paterna que lo lleva a vivir con ella. El hecho de que trabaje como ama de llaves en el refugio de montaña bávaro de Adolf Hitler, resultará decisivo para el destino del huérfano. A los 16 años, consumada en 1945 la derrota de Alemania, el chico será el último habitante en abandonar el edificio, ya como prisionero de los Aliados.
La obra narra, en frase textual del autor: “la historia de un niño que había empezado abrigando amor y decencia en su corazón pero al que después había corrompido el poder. La historia de un niño que había cometido crímenes con los que tendría que vivir el resto de sus días” y añade: “la historia de un hombre que deseaba encontrar un modo de reparar el daño que habían causado sus actos”. La trama pone de manifiesto la reconocida habilidad de John Boyne para combinar hechos históricos con otros ficticios, al reflejar de modo expresivo la fascinación que un “Jefe de Estado” puede ejercer sobre un niño deseoso de encontrar una figura paterna a la que admirar, que sustituya la imagen de su perdido padre. Al margen de las circunstancias y personas reales que intervienen en la acción, la obra acierta a describir la manipulación de que puede ser objeto un menor por parte de un adulto con capacidad de seducir. Bien escrita, con el estilo sencillo y espontáneo característico del autor, la novela capta de principio a fin la atención del lector por su forma sobria e intensa de transmitir la evolución interna del protagonista. Salvo en algún episodio especialmente dramático, la violencia permanece lejos de la mayoría de las secuencias del relato, cuya dureza de fondo queda paliada por la ambientación en un bello paisaje alpino y por la calidad humana de los personajes secundarios que forman parte de la servidumbre de la casa y no se engañan sobre quien es su patrón.


Marzo 2016

El 12 de octubre de 1972, un avión uruguayo que transportaba a un equipo de rugby se estrelló en plena cordillera de los Andes, a unos 3.500 metros de altitud y sobre una espesa capa de nieve. Diez semanas después, y cuando prácticamente se había descartado la posibilidad de hallarles, dieciséis de los cuarenta y cinco viajeros fueron hallados vivos. La tragedia, o el milagro, de Los Andes se convirtió en la noticia del año.
Este libro explica con todo detalle cómo consiguieron sobrevivir en unas condiciones excepcionalmente rigurosas, en las que se vieron obligados a comer los cuerpos de sus compañeros muertos. El espíritu de equipo y la afinidad espiritual que les unía les ayudaron a superar una sucesión de pérdidas y adversidades.

Casi cuatro décadas después esta historia, explicada por Piers Paul Read en una edición actualizada, confirma su valor como el libro clásico por excelencia de la superación humana, a la vez que uno de los mayores best sellers de los últimos cuarenta años. Su lectura constituye una experiencia apasionante, que nadie debería perderse.

No hay comentarios:

Anímate a dejar tu comentario