Uso cookies para darte un mejor servicio.
Mi sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más



También puede gustarte

4 comentarios

  1. mmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

    Lacrimosa es uno de mis grupos favoritos. Opera metal, me apasiona.

    Y este temazo en concreto... UFFFFF

    Gracias :)))

    ResponderEliminar
  2. Estoy muy enfadada porque me han quitado toda mi playlist de Lacrimosa, Epica, Evanescence, Whitin Temptation... ahora me la tengo que volver a hacer con otro servidor.

    Fuck the canon!

    ResponderEliminar
  3. Yo también me enfado y suelto el mismo taco que tú.Así me gusta. Guerrera también con el canon.

    ResponderEliminar
  4. Oh claro. Menuda panda de ladrones...

    Anímate eh tesoro, que lo que te ha pasado a ti nos pasa a todos. ¿Qué crees?, es lo más difícil.

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar

Os animo a enviar vuestros comentarios. Por favor, tened en cuenta que:

- El autor del blog se reserva el derecho de borrar total o parcialmente los comentarios que considere inaceptables, ya sea por no ajustarse al tema de la entrada publicada, por contravenir la Política de contenido de Blogger (https://www.blogger.com/content.g) o por otros motivos.

- Si quieres incluir un enlace que contribuya a enriquecer el tema, es imprescindible que lo acompañe una breve descripción o resumen de su contenido.

- Se podrán bloquear todos los comentarios de un visitante que suplante a otra persona o reiteradamente infrinja las normas.

- Si se desea hacer un comentario sólo para el autor del blog y que no se publique, basta con indicarlo en el texto del mismo.

- Los comentarios no se publican automáticamente. El tiempo de demora no se puede predeterminar ya que en este blog siempre serán moderados previamente.

Quizás sea bueno que todos, antes de participar, consideraramos esto:

"Se ha de presuponer, que todo buen christiano ha de ser más prompto a salvar la proposición del próximo, que a condenarla; y si no la puede salvar, inquira cómo la entiende, y si mal la entiende, corríjale con amor; y si no basta, busque todos los medios convenientes para que, bien entendiéndola, se salve" (San Ignacio de Loyola).