Uso cookies para darte un mejor servicio.
Mi sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más

Domingo de Cine - Camino a la escuela


Se estrena en España una película del año 2013. Hablo de "Camino a la escuela" .Cuenta la historia real de cuatro niños de diferentes lugares del mundo (India, Kenia, Argentina y Marruecos) que deben enfrentar a diario una multitud de desafíos y largos caminos para ir a la escuela, que es para ellos una oportunidad real de adquirir una educación, una preparación que les permita realizar sus sueños, mejorar sus vidas y construir su futuro.



Una película que puede ayudarnos a realizar un examen de conciencia sobre nuestro bienestar, sobre lo mucho que tenemos y que a menudo en esta sociedad consumista no valoramos. Yo me atrevería a aconsejarla a muchos adolescentes que viven inmersos en un mundo material y vacío de valores.


La sencilla y conmovedora aventura que supone ir a la escuela para cuatro chavales de distintas partes del planeta. Jackson recorre la sabana de Kenia con su hermanita Salomé, esquivando a los elefantes; Zahira sube y baja en Marruecos las montañas del Atlas haciendo parte del trayecto con dos compañeras; Carlitos cabalga en la Patagonia argentina con su hermanita en la grupa; y Samuel, paralítico en silla de ruedas en Bengala, India, es empujado por sus hermanos todos los días.


Chicos jovencitos, con ganas de aprender, muy unidos a sus familias, que viven sus tradiciones y sus rezos, recorren kilómetros afrontando dificultades en un camino agotador, porque valoran su educación, y sueñan con un futuro mejor, no sólo para ellos, sino para sus seres queridos y para su entorno.


El documentalista Pascal Plisson cuenta las cuatro historias paralelamente, dosifica con sabiduría la información, y logra conmover con la ilusión de estos niños por aprovechar la educación que se les ofrece. Hay sentido del ritmo, drama, humor e intriga, y siempre el amor fraterno y de amistad, mostrado con diversos acentos, y las ganas de aprender. Un film modélico a la hora de presentar el valor de una buena educación y lo importante que es enseñar a apreciarla, y que debería ser de visionado obligatorio para tanto alumno apático de las sociedades del primer mundo.


Año: 2013
Duración : 75 m.
Países: Brasil, China, Colombia, Francia, Sudáfrica
Dirección: Pascal Plisson
Música: Laurent Ferlet
Fotografía: Pascal Plisson,Simon Watel

También puede gustarte

2 comentarios

  1. Maravillosa película, maravilloso mensaje, maravillosa enseñanza, debería ser de obligatoria visión en las familias y en las escuelas.
    Cada día me convenzo más que este "1º mundo" en el que vivimos, es una sociedad realmente herida y enferma.
    En fin! Nunca perder la esperanza. A seguir luchando por un mundo mejor y más justo.

    Gracias!!

    ResponderEliminar

Os animo a enviar vuestros comentarios. Por favor, tened en cuenta que:

- El autor del blog se reserva el derecho de borrar total o parcialmente los comentarios que considere inaceptables, ya sea por no ajustarse al tema de la entrada publicada, por contravenir la Política de contenido de Blogger (https://www.blogger.com/content.g) o por otros motivos.

- Si quieres incluir un enlace que contribuya a enriquecer el tema, es imprescindible que lo acompañe una breve descripción o resumen de su contenido.

- Se podrán bloquear todos los comentarios de un visitante que suplante a otra persona o reiteradamente infrinja las normas.

- Si se desea hacer un comentario sólo para el autor del blog y que no se publique, basta con indicarlo en el texto del mismo.

- Los comentarios no se publican automáticamente. El tiempo de demora no se puede predeterminar ya que en este blog siempre serán moderados previamente.

Quizás sea bueno que todos, antes de participar, consideraramos esto:

"Se ha de presuponer, que todo buen christiano ha de ser más prompto a salvar la proposición del próximo, que a condenarla; y si no la puede salvar, inquira cómo la entiende, y si mal la entiende, corríjale con amor; y si no basta, busque todos los medios convenientes para que, bien entendiéndola, se salve" (San Ignacio de Loyola).