Uso cookies para darte un mejor servicio.
Mi sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más

Fuera de la rutina


Empiezan ya las vacaciones para muchos,también para este blog. Tiempo que nos saca de la rutina en la que nos sumergimos durante el año. Soñamos con descansar, dedicar más tiempo a los nuestros, gozar con buenas tertulias, descargar tensiones y sacar lo mejor de nosotros. Y mientras pienso en ello, me pregunto a menudo si Dios está en nuestra rutina. ¿Le hemos puesto como prioridad en estos días?

Que poquito se oye entre los cristianos, manifestar el deseo ardiente de aprovechar las vacaciones para dedicar más tiempo al Señor. Yo mismo caigo en la cuenta, de que muchas veces me quedo buscando huecos donde poder encajar mi encuentro con Dios , como si Él fuera el  que ha pedido cita conmigo. Resulta fácil olvidarse de que los necesitados somos nosotros. Buena ocasión ofrecen las vacaciones para dejarse curar, para saciar la sed, para llenarse totalmente de Él.

Que todos sepamos poner cada día a Dios en el lugar que le corresponde. Amarás a Dios sobre todas las cosas. Anoté para la ocasión unas palabras que Benedicto XVI nos dirigió para este tiempo que me ayudaron a vivirlo desde la perspectiva del agradecimiento, deseo que así sea también para vosotros:

"Todo buen cristiano sabe que las vacaciones son un tiempo oportuno para distender el físico y también para nutrir el espíritu a través de amplios espacios de oración y de meditación, para crecer en el encuentro personal con Cristo y conformarse cada vez más con sus enseñanzas.

El tiempo de las vacaciones es un momento idóneo para "dar el primer lugar a lo que efectivamente es lo más importante en la vida", escuchar la palabra de Dios.

La persona humana debe trabajar, empeñarse en los quehaceres del hogar y profesionales, pero necesita ante todo a Dios",

"Sin amor, aún las actividades más importantes pierden valor y no dan alegría. Sin un significado profundo, todo nuestro afán se reduce a mero activismo estéril y desordenado".

Os deseo unas felices vacaciones. En septiembre, con el comienzo del nuevo curso, intentaré estar de nuevo aquí si Dios quiere, compartiendo aquello que nos une: ¡Nuestra fe en Cristo!

También puede gustarte

10 comentarios

  1. Feliz y merecido descanso Angelo.
    Un cariñoso saludo y hasta la vueta. :)

    ResponderEliminar
  2. Todos necesitamos unas merecidas vacaciones, así que entenderemos tu ausencia durante todo este tiempo, pero no nos dejes en Septiembre, que tus reflexiones me interpelan siempre y me ayudan a crecer espiritualmente.

    Yo también deseo que el calor de este tiempo veraniego no "enfríe" mi relación con el ser más importante de mi vida, Dios.
    El nunca está de vacaciones, es mi amigo a tiempo total, cambiarán mis horarios, pero espero que nada más.

    Felices vacaciones!!! Un fuerte abrazo y gracias por todo lo que compartes.

    ResponderEliminar
  3. Querido Angel, felices vacaciones!!!
    Un abrazo y hasta la vuelta!

    ResponderEliminar
  4. Necesitamos un aire fresco, escuchar y escuchar hasta que se pueda distinguir la voz de Dios entre las voces distintas y contrarias.“No se enciende una lámpara para esconderla, sino en lugar alto para que ilumine toda la casa” dice Jesús. Este verano seamos luz, en familia, amigos, incluso para nosotros mismos.
    Lo más revolucionario hoy en día, es conservar la alegría. Dios es alegre, insisto, lo grito, lo declaro, lo enseño, lo escribo y lo leo: Dios es alegre. No hay otra forma de concebirlo. Una religiosidad que estruja o violenta el alma no puede ser la verdadera, porque Dios, o es el Dios de la Vida y de la Alegría o es un ídolo de relativa y falsa temporalidad.
    Os deseo feliz verano a todos y especialmente a los siete.

    ResponderEliminar
  5. Felices vacaciones, Ángel, a ti y a tu familia.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Felices y benditas vacaciones, tengan
    siete en familia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Angel
    El Papa Francisco no se va de vacaciones y mañana empieza una super jornada de casi una semana de dias de encuentro y evangelización por Ecuador,Bolivia, Paraguay y vuelve a Latinoamerica despues de haber sido nombrado Papa , en America muy pocos sacerdotes se van de vacaciones su trabajo es constante y fuerte porque el tiempo apremia y Dios no se va de vacaciones.
    Luego también me encantó la anécdota de darle Castelgandolfo para que pasara Benedicto XVI sus vacaciones con su hermano que viene de Alemania.
    Luego viene los viajes a EE.UU y a Cuba, pidamos a Dios que le de fuerzas y se abran los corazones del mundo entero.
    Besos y pasar un Feliz descanso
    Nerea

    ResponderEliminar
  8. Sí, lo creo y lo necesito.
    Feliz verano para ti y tu familia y hasta septiembre si Dios quiere.

    Un abrazo.
    Me faltan los últimos vídeos, es el mejor momento para mirarlos con tranquilidad. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  9. Tus descansos siempre traen algo nuevo.
    Felicitaciones por el buen gusto que nos compartes. :)

    Un cariñoso saludo siempre agradecida. :)

    ResponderEliminar
  10. Felices vacaciones para toda la familia. Un gran abarazo.

    ResponderEliminar

Os animo a enviar vuestros comentarios. Por favor, tened en cuenta que:

- El autor del blog se reserva el derecho de borrar total o parcialmente los comentarios que considere inaceptables, ya sea por no ajustarse al tema de la entrada publicada, por contravenir la Política de contenido de Blogger (https://www.blogger.com/content.g) o por otros motivos.

- Si quieres incluir un enlace que contribuya a enriquecer el tema, es imprescindible que lo acompañe una breve descripción o resumen de su contenido.

- Se podrán bloquear todos los comentarios de un visitante que suplante a otra persona o reiteradamente infrinja las normas.

- Si se desea hacer un comentario sólo para el autor del blog y que no se publique, basta con indicarlo en el texto del mismo.

- Los comentarios no se publican automáticamente. El tiempo de demora no se puede predeterminar ya que en este blog siempre serán moderados previamente.

Quizás sea bueno que todos, antes de participar, consideraramos esto:

"Se ha de presuponer, que todo buen christiano ha de ser más prompto a salvar la proposición del próximo, que a condenarla; y si no la puede salvar, inquira cómo la entiende, y si mal la entiende, corríjale con amor; y si no basta, busque todos los medios convenientes para que, bien entendiéndola, se salve" (San Ignacio de Loyola).