Testimonio coherente


En los principios de este blog, donde me inicié gracias a la ayuda de tantos de vosotros y de forma especial de un maestro único que me enseñó el camino de las virtudes que la red puede ofrecer, (hablo de mi queridísimo amigo Arcendo, que en paz descanse) compartimos en una ocasión un artículo interesante, sobre las nuevas tecnologías aplicadas en la red internauta de manera especial.

La academia de la lengua tiene que ir actualizando nuevos vocablos que se van aceptando y que nacen de la jerga de los tiempos actuales, pues algo similar podría decirse de la Iglesia, que ha tenido que ir difundiendo mensajes orientativos sobre el uso de internet y las redes sociales. Los últimos papas que se iniciaron también con la aparición de esta nueva ciencia, no han dejado de hablar de las virtudes y los peligros que ellas conllevan. Así Benedicto XVI decía en una ocasión: “Difundir el Evangelio a través del mundo digital y que comunicarlo no significa poner sólo contenidos religiosos en la red, sino también dar testimonio coherente en el propio perfil digital".

Como escribía más arriba, hubo un texto que nos llamó la atención a varios blogueros que hablaba sobre los “nuevos pecados capitales” que se podían encontrar en todo este mundo digital y virtual. Me hubiese gustado que el autor del artículo también ofreciera las virtudes, pero todos somos capaces de reconocerlas como antídoto a ellas.

1° Gula
El propio nombre dice lo todo. El primer pecado capital consiste en la gula, o sea, comer de forma exageradas, mucho más allá de lo que el cuerpo realmente necesita. Pero en el mundo digital, ¿cómo se aplica? Después de todo, no te puedes empalagar de internet. Bueno, el pecado de la gula de internet seria caracterizado por querer todos los gadgets recién lanzados, tener perfil en todas las redes sociales, tener cuenta en centenas de servicios de correo electrónico y utilizar la mayoría de los mensajeros instantáneos también puede ser considerado una característica de “glotón” de internet.

2° Avaricia
En el mundo virtual, este pecado capital es caracterizado por la abundancia de blog con banners de propaganda. Además de esto, en las redes sociales, principalmente en Twitter, la avaricia aparece en la forma de centenas de RTs de promociones de microblog, todos dados por el mismo usuario.

3° Envidia
El envidioso anhela tener lo que es de la otra persona, sea un bien material o no.En el mundo digita el pecado de la envidia es muy común. El envidioso moderno anhela en tener el portátil del amigo, quiere ser tan popular cuanto un bloguero famoso, utiliza la idea de los otros para intentar auto promoverse en redes sociales y conseguir 15 minutos de fama.

4° Ira
La ira, para quien no sabe, es el odio o la rabia intensificada. Muchas veces el pecado capital de la ira es llamado de cólera. En la era de la tecnología, redes sociales e internet, los usuarios encuentran una forma de propagar la ira , los foros son el lugar preferido.

5° Soberbia
Una persona soberbia quiere siempre ser mejor que los otros en todo. Los soberbios piensan que son los mejores en cualquier cosa que van a hacer, y cuando encuentran a alguien que no domina determinado asunto, lo ridiculizan.

6° Lujuria
La lujuria consiste en el apego excesivo a los bienes materiales y carnales. Según algunos enseñamientos, este pecado capital es la puerta para los otros, como la avaricia y la gula. ¿Cómo se caracteriza en el mundo digital?
Dormir con la notebook al lado de la almohada y antes de levantarse de la cama, actualizar el Twitter, leer noticias puede ser un síntoma de lujuria de la era moderna. El apego en exceso por los servicios ofrecidos en internet también.
Si sacas miles de fotos y las subes en cada uno de tus diez perfiles de Facebook, ¡Cuidado! Hacer mil y una twitcams y ser el rey fotolog también pueden ser algunos síntomas.

7° Pereza
La pereza es la aversión al trabajo o cualquier actividad que exija un poco más de esfuerzo. El lema del perezoso es: “No hagas hoy lo que puedes dejar para hacer mañana”. En la sociedad digital en que vivimos, el lema podría ser: “Evita la fatiga, escribe lo menos que puedas”. Pereza de instalar programas antivirus y anti-spyware impide que el usuario utilice aplicaciones que protejan la computadora. El sitio “let me Google that for you” (deja que te busque eso en Google) parece haber sido hecho en homenaje a los perezosos, que perturban a los amigos u otros usuarios con preguntas sin sentido y absurdas por pereza de buscar.( Elaine Martins da Silva).

En fin queridos amigos, hoy me parece oportunísimo recordar el gran lema que San Ignacio tomó en su vida y legó para todos: “ Que todo sea para la mayor gloria de Dios

¡Que tengáis un feliz día!

2 comentarios:

  1. Como siempre amigo mio tocando conciencias. Quien esté libre... Que tire la primera piedra.
    Echo de menos a Arcén, recuerdo que él me dijo: pelito verde,tú estarás escribiendo cuando muchos ya no lo hagamos. Yo... Que jamás he tenido constancia para nada. Quizás incluso en mi modo de exponerme en la red(según gustos personales)sea más de esto que expones lo que hago. Después de todos: los ojos son el espejo del alma... Y aquí el alma va implantada en cada palabra que compartimos en los demás. Porque lo que se sube a la red, en la red queda. Es lo primero que enseñé a mis hijos. A mi personalmente, la actividad que he desarrollado todos estos años si para algo me ha servido ha sido para descubrir aquello en lo que puedo mejorar como persona.

    Saludos a la familia, abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias una vez Mento por tu valiosa aportación.Hemos recibido mucho unos de otros. Un fuerte abrazo

      Eliminar