El Amor no pasa nunca


Este año me propuse escribir mi carta a los reyes magos de forma consciente. Por un momento me sumergí en la ilusión y nerviosismo que me producía en mi niñez redactar la carta esperada durante todo el año. Nunca me defraudaron, aunque tardaba días a veces en entender porque no cumplieron todas mis exigencias. Nunca se olvidaron en dejarme las explicaciones oportunas cuando no me traían todo lo que en la lista les ponía. Acertaron siempre, en lo concedido y en lo que retiraron.

Hoy les escribo como adulto sabiendo que ahora ya no necesito aclaraciones, porque ya no me traen nada que pueda defraudarme. Los nervios han dejado paso a la serenidad y a la confianza de ser escuchado. Este año en mi carta, les pedí una sola cosa :  Mucho amor. Sí mucho amor, porque como dice San Pablo en su himno sobre la caridad : “El amor no pasará nunca” y siempre vencerá.

Se Necesita Amor... pero mucho Amor... Para vivir según nuestras convicciones. 
Para huir de los chismes cuando los demás se deleitan en ellos.
Para defender a una persona ausente a quien sé crítica abusivamente.
Para ser lo que somos y no pretender ser lo que no somos.
Para ver en las ruinas de un desastre que nos mortifica y humilla los elementos de un éxito futuro.

Amor para vivir honradamente dentro de nuestros recursos y no corrompidos a expensas de otros.
Para negarnos a hacer una cosa que es mala, aunque otros la hagan.
Para no juzgar sino más bien comprender, cultivando el buen humor y el optimismo.

Se necesita amor, para aprender a perdonar, a descubrir el valor que se encuentra dentro de cada vida, de todas las vidas, valor soterrado por el rechazo, por la falta de comprensión, cariño y aceptación, por las experiencias desagradables vividas a lo largo de los años, para respetar al otro y aceptarlo como es con sus virtudes y sus defectos.

Para aprender a amar, a leer entre  líneas, a escuchar con los ojos y oídos, a escuchar con el alma y con todos los sentidos. Escuchar lo que dice el corazón, lo que dicen los hombros caídos, los ojos, las manos inquietas, escuchar el mensaje que se esconde por entre las palabras vanas, superficiales; descubrir la angustia disfrazada, la inseguridad mascarada, la soledad encubierta

¡Se necesita amor... pero mucho amor, para dar a Dios el lugar que se merece en nuestra vida...el mejor!

Dice Monseñor Munilla en el prólogo de su libro "Dios te quiere feliz" : "La causa de la infelicidad es, simple y llanamente, el no ser capaces de amar" . Sintámonos necesitados de Amor, para no dejar de pedirlo. ¡El amor no pasa nunca!

3 comentarios:

  1. Me uno a tu petición a los Reyes Magos ya que creo es el mejor de los regalos......
    Queridos Reyes Magos este año quiero que me regaléis AMOR, lo necesito mucho, así que espero ansiosa vuestra llegada con ese preciado cargamento.Saludos navideños

    ResponderEliminar
  2. Así es, Ángel, me uno a tu petición.
    Así es, sí.

    Que paséis una feliz noche de Reyes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Angelo!!! Feliz Año....Que bonito video y la canción una preciosa Oración...que teniamos que oirla cada dia...En lo que dices estoy asentada...el Amor no pasa nunca...pero cuando algun hijo deja a la Iglesia...duele. Reza por mi eh? un abrazo

    ResponderEliminar