Te deseo ...


Te deseo primero que ames, y que amando, también seas amado. Y que, de no ser así, seas breve en olvidar y que después de olvidar, no guardes rencores.

Deseo, pues, que no sea así, pero que si es, sepas ser sin desesperar.

Te deseo también que tengas amigos, y que, incluso malos e inconsecuentes, sean valientes y fieles, y que por lo menos haya uno en quien puedas confiar sin dudar. Y porque la vida es así, te deseo también que tengas enemigos. Ni muchos ni pocos, en la medida exacta, para que, algunas veces, te cuestiones tus propias certezas.

Y que entre ellos, haya por lo menos uno que sea justo, para que no te sientas demasiado seguro.

Te deseo además, que seas útil, mas no insustituible. Y que en los momentos malos, cuando no quede mas nada, esa utilidad sea suficiente para mantenerte en pie. Igualmente, te deseo que seas tolerante; no con los que se equivocan poco, porque eso es fácil, sino con los que se equivocan mucho e irremediablemente, y que haciendo buen uso de esa tolerancia, sirvas de ejemplo a otros.

Te deseo que siendo joven no madures demasiado deprisa, y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer, y que siendo viejo no te dediques al desespero. Porque cada edad tiene su placer y su dolor y es  necesario dejar que fluyan entre nosotros.

Te deseo de paso que seas triste. No todo el año, sino apenas un día.
Pero que en ese día descubras que la risa diaria es buena, que la  risa habitual es sosa y la risa constante es malsana.

Te deseo que descubras, con urgencia máxima, por encima y a pesar de todo, que existen, y que te rodean, seres oprimidos, tratados con injusticia y personas infelices.

Te deseo que acaricies un perro, alimentes a un pájaro y oigas a un jilguero erguir triunfante su canto matinal, porque de esta manera, te sentirás bien por nada.

Deseo también que plantes una semilla, por mas minúscula que sea, y la acompañes en su  crecimiento, para que descubras de cuántas vidas está hecho un árbol.

Te deseo, además, que tengas dinero, porque es necesario ser practico. Y que por lo menos una vez por año pongas algo de ese dinero frente a ti y digas: "Esto es mío", solo para que quede claro quien es el  dueño de quien.

Te deseo también que ninguno de tus afectos muera, pero que si muere alguno, puedas llorar sin lamentarte y sufrir sin sentirte culpable.

Te deseo por fin que, siendo hombre, tengas una buena mujer, y que siendo mujer, tengas un buen hombre, mañana y al día siguiente, y que cuando estén exhaustos y sonrientes, hablen sobre el amor para recomenzar.

"Si todas estas cosas llegaran a pasar, no tengo mas nada que desearte, sino que seas feliz"

Victor Hugo

7 comentarios:

  1. Pues eso, te deseo..... Que seas feliz y que sigas compartiendo en este blog tus deseos, sentimientos, inquietudes, alegrías y cuánto te apetezca.
    Fuerte abrazo! GRACIAS,

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, querido amigo! Te deseo lo mismo!!!!!! Tus entradas son siempre las mejores! Es un placer leer y meditar todo lo que compartes. Un abrazo con cariño

    ResponderEliminar
  3. Que buenos deseos nos desea Victor Hugo a través de tí y que yo también te los deseo a tí.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  4. Me encantan estas letras, gracias por traerlas. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Estimado Ángel, me llena de ternura leerlo y parece que se lo escribes a un hijo. Lleno de buenos deseos y cruzando los dedos para que todo vaya bien. Es muy importante desear algo tan hermoso.
    Te dejo algo que me dejó meditando.

    ¡¡Que alguien me quiera, me diga que me entiende y conoce, que me quiera ayudar o que me defienda, no le da derecho a opinar sobre mí. Cuando alguien opina lo hace desde la distancia y no desde mis zapatos. Mis acciones que tú ves no son todo lo que yo soy. Mi vida maneja razones, intimidades y libertades que solo otro corazón despejado puede entender!!

    Un fuerte abrazo y hasta pronto!!

    ResponderEliminar
  6. Ángel,todo bien? Un fuerte abrazo.

    ¿A qué estás renunciando por la Cuaresma? Bueno, en lugar de renunciar a algo sobre cómo hacer algo positivo. ¿Qué tal esto: ser amable. Y déjame sugerir. Primero: dar a las personas el beneficio de la duda. Después de todo, ¿por qué no? Todo el mundo lleva algún tipo de carga. Por lo general, una que ni siquiera conoces. Así que dales un descanso. Segundo: Honrar a los ausentes. Cuando hablas de personas que no son amables. Hablando espiritualmente, es esencial. Es parte de la caridad. En términos prácticos, también tiene sentido. ¿Por qué? Porque te sentirás mal de ti mismo después. Debido a que la persona con la que se está quejando probablemente lo verá como negativo. Finalmente, porque probablemente volverá a ellos. Más al punto, es malo. Finalmente: No seas un idiota. No hay necesidad de estarlo. Solo porque estés teniendo un mal día no significa que tengas que pasar tu sufrimiento a otra persona. Es importante compartir tus luchas con amigos. Pero estar de mal humor no es una excusa para ser desagradable. Si siente que se está mudando a ese territorio, hágase una pregunta simple: "¿Estoy siendo un imbécil?" Si de alguna manera no puedes discernir eso, la mirada en las caras de otras personas te lo dirá. Así que para la Cuaresma, un consejo: ¡Sé amable!

    ResponderEliminar
  7. El Señor ha hecho de su pueblo su esposa y a ella le dice: Voy a traerte hacia mí, al desierto te llevaré y allí hablaré a tu corazón.
    Estimado Ángel, un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar