Ya habréis comprobado que estoy dedicando los viernes a mis recomendaciones de cine, algunas porque las he visionado otras porque es...

Viernes cine - Ayla : La Hija de la Guerra


Ya habréis comprobado que estoy dedicando los viernes a mis recomendaciones de cine, algunas porque las he visionado otras porque estoy interesado en ellas, como la que hoy traigo al blog.

Ayla : La hija dela Guerra, es el título de la película de esta semana. Estrenada en España en julio del 2019. Dirigida de forma magnífica por Can Ulkay, sabiendo combinar escenas bélicas con momentos dramáticos y escenas conmovedoras.


En 1950, en medio de los estragos de la Guerra de Corea, el sargento Süleyman se encuentra a una niña medio congelada, sin sus padres y sola. Desnutrida, asustada y al borde de la muerte, la niña atrapa el corazón de Süleyman, que arriesga su propia vida para salvarla. No conociendo su nombre e incapaz de comunicarse con ella, Süleyman la llama Ayla, en recuerdo de la luna en la fatídica noche en la que se encontraron. Los dos formarán un vínculo instantáneo e inseparable.


El centro del relato no es el conflicto armado entre las dos Coreas, sino la relación filial de Ayla y Süleyman y su deseo de no separarse jamás. Kim seol es Ayla, una niña que cualquiera quisiera quedarse con ella.


Algunas escenas son de una delicadeza que no necesita ni palabras para conmover, como cuando el soldado, rebosando ternura, cepilla el pelo de la niña con un peine para piojos y la baña después en un balde, o esa otra en que Süleyman, ya anciano, está solo ante Dios, en oración silenciosa, con el recuerdo de Ayla muy vivo en su corazón.


La película se ve con sumo gusto, conmueve hasta las lágrimas, esponja el alma y deja ese dulce regusto de comprobar cómo el ser humano, aun en circunstancias de violencia extrema, como una guerra, puede conservar limpio el corazón y desbordar bondad y generosidad. Ayla: La hija de la guerra transmite el gozo de la esperanza. Es un canto de fe en la vida y en la humanidad, pues incluso en un mundo herido de crueldad sin límites, el amor y la fidelidad son posibles.


Los auténticos protagonistas, el anciano Süleyman Dilnirligi y su querida hija Ayla, pudieron asistir juntos al estreno. Fue un final feliz para la vida de Süleyman, quien falleció dos meses después, a los 91 años (12 horas más tarde fallecía también su querida esposa Nimet). De la vida real surgió la película y, finalmente los personajes reales volvieron a entrar en la historia del cine. La vida y el cine, el cine y la vida, siempre íntimamente unidos.

Una película extraordinaria que nadie debería perderse.
(Fuente cinemanet)



2 comentarios:

  1. Hola Angel, se puede ver en el cine? Y sino, donde? Gracias

    ResponderEliminar
  2. Me encantaría verla pero ya me resulta muy complicado ir al cine a Logroño y aquí en el pueblo no empieza la temporada hasta noviembre y tampoco se si podréir cómo otros años.Saludos

    ResponderEliminar